lunes, 9 de mayo de 2011

USTED

Ojalá pudiera encontrar las palabras
para decirle lo que siento por usted,
si un día las encontrara,
rezaría por tener las agallas para contárselas
sin que una chispa de miedo asome en mis ojos,
sin que mis palabras tiemblen y
sin que mi voz se equivoque.

Desearía decirle tantas cosas!!
Cuando me mira
siento que la sangre espolvorea mis mejillas,
cuando me abraza
me siento tan segura, tan apacible, tan ajena a todo.
Cuando me besa! ay! cuando me besa!
es probar las tiernas mandarinas del temprano invierno!
es tan delicioso tocar esos labios, oler ese aroma, sentir esos brazos...

Pero cuando no le veo,
esos dias son grises y desolados,
son los momentos más silenciosos...
y sólo miro el reloj cada par de minutos,
para preguntarle, si ya es hora de verlo,
si deberia llamarlo,
si quiere saber de mi,
si usted piensa en mi...

Y le reprocho a la luna
el que lo arrulle diario,
pudiendo ser yo
quien lo arrullara con cantos

Cuánto quisiera quererle,
sin trabas, con desacatos
sin dudas, sin desencantos,

Cómo quisiera que me quisiera
como sólo usted puede querer,
como usted cuenta que quiere querer.




No hay comentarios:

Publicar un comentario