miércoles, 1 de junio de 2011

UN CHASQUIDO Y AHI

Bastaría sólo una palabra, una insinuación, un breve silencio para que yo corriera de vuelta a tus brazos...aunque fuera sólo por una sóla ocasión más. Porque te extraño tanto...te quiero tanto, te sueño tanto, que mis manos ya piden tocar el calor de tu piel, besar de nuevo tu espalda, quererte en vivo y a todo color y no sólo querer a la sombra que dejaste detrás de esa llamada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario